La primera autopista de carga inalámbrica

Suecia se ha propuesto el ambicioso objetivo de lograr independencia total de los combustibles fósiles hacia el año 2030, y para lograrlo ya está testeando métodos verdaderamente revolucionarios. Entre ellos se destaca la primera carretera de carga inalámbrica para automóviles eléctricos.

La compañía detrás de este proyecto es el consorcio eRoadArlanda, que ha recibido un importante incentivo de parte del gobierno sueco para realizar las primeras pruebas. Para ello se ha instalado el sistema en unos dos kilómetros de la autopista que conecta el aeropuerto de Arlanda con Postnord, cerca de la capital Estocolmo. Un camión que originalmente utilizaba combustible Diesel ha sido adaptado para recorrer la carretera cargando su batería mediante un brazo ubicado en la cara inferior del vehículo.

Los primeros resultados

El sistema consiste en un rail que carga la batería mientras el vehículo se desplaza. Éste puede detectar la posición del brazo con respecto al rail y cargar la batería de manera dinámica, calculando la necesidad de consumo y deteniéndose cuando el vehículo no está en marcha.

Las primeras pruebas en este tramo han sido exitosas. El costo de su instalación es de un millón de euros por kilómetro, una cifra relativamente baja en comparación con otras grandes obras de infraestructura. El sistema permitiría ahorrar grandes sumas de dinero porque permitiría la instalación de baterías más pequeñas en los vehículos destinados a logística, reduciendo notablemente los costos de mantenimiento.

Finalmente en lo relativo a la seguridad, el sistema no ofrece ningún riesgo de electrocución. Toda la corriente eléctrica corre por debajo de la carpeta asfáltica, de tal modo que incluso en caso de inundación no hay electricidad en la superficie.

Si todas las pruebas dan resultados positivos, el gobierno sueco está considerando extender el sistema incluso hasta abarcar los veinte mil kilómetros de autopistas que cruzan el territorio del país escandinavo.