Las posibilidades de los juegos de casino virtuales

Los juegos de casino siempre han sido los favoritos de millones de personas, y ahora que están al alcance de un dedo a través de ordenadores, laptops, celulares y demás, ganan cada día nuevos interesados. El internet permite que los juegos del casino cuenten con la participación de personas que en muchas ocasiones no se conocen entre sí y que pueden ser de distintas latitudes del planeta, lo que hace que la experiencia sea mucho más enriquecedora para aquel que la disfruta.

Esta forma de jugar es excelente para los tímidos e inexpertos novatos que no se atreven a apostar grandes sumas de dinero o que no quieren compartir una mesa con desconocidos. Como el juego se efectúa a través de una pantalla, rara vez se sabe quién se encuentra del otro lado. El póquer, uno de los juegos más conocidos, se puede jugar también en línea con todas sus variedades, lo que hace que el jugador se sienta cómodo para elegir su favorita. Además se cuenta con la ruleta, elegida por muchos por su simpleza y su relación estrecha con la suerte del jugador.

Cuidado con la ludopatía

Un aspecto importante cuando hablamos de casinos, es evitar que el juego se vuelva una adicción. Aunque suene un tanto exagerado es un aspecto a tener en cuenta, pues la enfermedad conocida como ludopatía existe y es cada vez más frecuente, por lo que se debe andar siempre con cuidado y jugar con moderación.

Popularidad de los juegos de casino en línea

Luego de consultar casinosenlinea.cl resulta evidente que uno de los juegos más destacados son los de las máquinas tragamonedas. Estos aparatos, ahora convertidos en una aplicación dentro de un portal web, son uno de los juegos más sencillos y divertidos, lo que se debe principalmente a que en la mayoría de los casos es un juego que solo depende del azar.

El nuevo mouse inalámbrico de Logitech

Logitech, la compañía de accesorios informáticos originaria de Suiza, ha lanzado un nuevo mouse inalámbrico que no necesita recargar baterías.

Los dos modelos de mouse, llamados G703 y G903, no sólo son inalámbricos por no requerir de una conexión directa al ordenador. Lo que los hace verdaderamente únicos es que sus baterías internas no requieren de recarga porque es el mismo mousepad el que los carga automáticamente mientras son utilizados.

El mousepad PowerPlay

La clave de estos nuevos modelos es el mousepad que utilizan. El mousepad, también conocido como almohadilla, es la superficie sobre la cual se desliza el mouse durante su uso.

El mousepad PowerPlay tiene la particularidad de conectarse a la computadora mediante USB y, a través de un sistema de carga de energía inalámbrica por resonancia magnética, transmite energía al mouse. De esta manera, el mouse se carga constamente mientras el usuario lo utiliza sobre el mousepad, de modo que no necesita recargar su batería ni cambiar las pilas.

Los usuarios pueden elegir entre diferentes superficies de uso, las cuales se pueden cambiar sin alterar la base de carga ni modificar su rendimiento.

Otras características

Los modelos G703 y G903 están especialmente dirigidos al mercado de los entusiastas de los videojuegos, por lo que tienen una sensibilidad de movimiento especialmente alta. La señal inalámbrica de estos modelos es de 16x, y la compañía afirma que tienen incluso una mejor reacción que los mouse con cable.

Además, ambos modelos se destacan por la alta sensibilidad de los botones, especialmente en el caso del G903, además de ser ambidiestros.

Las únicas desventajas que tienen es que solamente pueden ser utilizados junto con la plataforma de carga correspondiente. Y además está su precio, que es notablemente elevado, haciendo del G903 uno de los más caros del mercado. Sin embargo, se espera que su costo baje a medida que esta tecnología se difunda entre otras compañías.

Los juegos de casino online más destacados

Los casinos forman parte de la historia moderna del hombre, pero adaptarlos a los avances del Internet los llevan directamente al siguiente nivel, haciendo que sea más sencillo acceder a este medio de entretenimiento tan popular. El uso de las redes ha hecho que los casinos ganen incluso más seguidores, que ahora pueden disfrutar de ellos desde la comodidad de sus hogares o cualquier sitio en que se encuentren los usuarios.

Juegos clásicos y renovados

Actualmente los juegos en línea son muy utilizados, especialmente los de casino. Sobreviven clásicos como todos los que están relacionados a las barajas o naipes, pues son muy conocidos por todos y permiten que jueguen varias personas a la vez desde cualquier lugar. Estos juegos son, en esencia simples, una vez que se conocen las reglas básicas, como es natural. Aunque dominarlos tiene su truco, pues de lo contrario, ¿quién ganaría?

Otros también conocidos son los juegos de la ruleta y los de las máquinas tragamonedas o tragaperras, que tienen más un matiz de suerte que el anterior. Un clásico infaltable es el póquer, símbolo universal de los casinos y uno de los más jugados en el mundo virtual.

Uno de los sitios más populares en estos momentos es River Belle casino online pues sus opciones son prácticamente tan ilimitadas como la imaginación del usuario del sitio. Ofrece los juegos anteriormente mencionados y otros novedosos que hacen que cada experiencia sea única y memorable.

Seguridad al jugar

El uso adecuado y responsable de los casinos, especialmente si son en línea, es de vital importancia para mantener la seguridad de quienes los utilicen, puesto que a la par que avanza la seguridad digital, lo hacen los peligros de la web, principalmente cuando se ven involucradas cuentas de banco, tarjetas de crédito y dinero real. Por ello es importante saber buscar sitios web confiables y que estén indicados como seguros y de fiar.

BMW lanza un cargador inalámbrico para vehículos

La compañía automotriz alemana BMW ha lanzado el primer cargador inalámbrico para vehículos. Este dispositivo, llamado GroundPad, está disponible por pedidos para el modelo 530e iPerformance en Alemania y también será lanzado a algunos de los otros grandes mercados de automóviles eléctricos o híbridos, como China, Estados Unidos o el resto de la Unión Europea.

La tecnología que hace posible la carga del GroundPad es la misma que se utiliza para los cargadores inalámbricos de telefonía celular y otros dispositivos móviles, es decir la carga por inducción.

Cómo funciona el GroundPad

La pequeña plataforma se conecta a la red eléctrica y el vehículo se estaciona sobre ella, alineando la plataforma con la batería del coche. De manera automática y sin necesidad de contacto, la bobina del GroundPad emite un campo electromagnético que es detectado por una segunda bobina instalada en el vehículo y que automáticamente comienza a cargar la batería.

El poder de carga del GroundPad es de 3,2 Kilowatts y tiene una eficiencia del 85%, un porcentaje relativamente alto para una carga inalámbrica. A esa velocidad de carga, la batería del 530e se carga en apenas tres horas y media, lo cual es ideal para cargas nocturnas o en aparcamientos.

Seguridad y ahorro

Según afirma la compañía, la plataforma está diseñada para soportar tanto lluvia como nieve, lo cual la hace completamente viable para ser instalada al aire libre. Todos los componentes conductores de electricidad están totalmente aislados. Asimismo, el GroundPad puede soportar el peso total del vehículo sin verse dañado.

La carga comienza de modo automático una vez que el motor del automóvil se apaga, y se detiene cuando la carga total de la batería llega al 100%. De esta manera, BMW confirma su compromiso con el uso eficiente de la energía y promueve el reemplazo de los combustibles fósiles por la energía eléctrica.

Una nueva manera de carga inalámbrica para dispositivos móviles

La compañía Ossia está demostrando que la recarga inalámbrica de dispositivos móviles y otros aparatos electrónicos está lista para ser llevada un paso más allá. Desde hace ya un par de años, Ossia está mostrando en ferias tecnológicas sus placas de recarga, que tienen un potencial notable.

Las placas Cota logran enviar una carga de energía a través del aire utilizando un sistema similar al de las señales de wi-fi emitidas por los routers que ofrecen conexión a la Internet o a redes domésticas. En lugar de requerir un pad o de perder energía enviando señales de manera indiscriminada, las placas Cota detectan las señales débiles enviadas por los dispositivos móviles y enfocan la transmisión de energía exactamente en esa dirección, de modo que el dispositivo que necesita de carga recibe la energía necesaria.

Las placas Cota pueden transmitir hasta 2 watts a una distancia de un metro, apenas la mitad de la carga de un smartphone estándar, lo cual no es poco teniendo en cuenta que la crítica más generalizada a las tecnologías de carga eléctrica a distancia es su lentitud.

Seguridad y uso doméstico

Ossia afirma que las placas Cota son completamente seguras, ya que utilizan la misma tecnología que el wi-fi, el cual está ya ampliamente aceptado en nuestra vida cotidiana. La empresa espera obtener su autorización de los organismos regulatorios muy pronto.

Las placas Cota se fabrican en diferentes formatos que pueden ser incluidos dentro de cualquier parte del hogar o automóvil. Las placas de formato cuadrado son especiales para ser instaladas como parte del cielo raso o en las paredes.

En lo que respecta a los receptores, la empresa está trabajando en la posibilidad de achicarlos hasta el tamaño de una pequeña batería AA, lo cual significaría un paso verdaderamente revolucionario en el mundo de la transmisión de energía eléctrica a escala doméstica.

Ya existe el primer ascensor sin cables del mundo

La empresa alemana de ascensores Thyssenkrupp se plantea revolucionar el mercado de los ascensores con este primer modelo completamente inalámbrico.

Su nombre es “Multi” y tiene una serie de características que lo hacen radicalmente distinto a todos los ascensores que lo preceden.

Completamente inalámbrico

El Multi es completamente diferente a los ascensores conocidos en más de un aspecto. Lo primero que lo diferencia es la falta total de cables, ya que Multi funciona con un complejo sistema magnético. En lugar de los antiguos y conocidos cables, Multi opera con una serie de vías con bobinas electromagnéticas similares a las utilizadas por algunos de los sistemas de trenes de alta velocidad.

Los movimientos del ascensor están controlados por un sistema centralizado que se encarga de modificar estos campos magnéticos para mover las diferentes casillas, las cuales son casi como pequeños vagones de metro.

Movimientos ilimitados

Sin embargo, lo que hace al Multi aun más extraordinario es su capacidad de movimientos. Y es que este increíble ascensor puede moverse no solamente hacia arriba o abajo, sino también hacia los laterales, o incluso en diagonal. Esto ha hecho que ya se lo compare con el mítico ascensor de Willy Wonka, en el libro “Charlie y la Fábrica de Chocolate” de Roald Dahl.

El sistema de rieles magnéticos puede girar y adaptarse a los movimientos requeridos por los pasajeros, y la red centralizada se encarga de que no exista la posibilidad de errores en las rutas.

Debido a su sistema extendido en un plano, el Multi necesita mucho menos espacio para funcionar, especialmente en comparación con los ascensores de los rascacielos, que pueden llegar a destinar hasta un 40% del espacio construido para el hueco del ascensor, además de otras ventajas que incluyen, por supuesto, un uso menor y más eficiente de la energía necesaria para su funcionamiento.

Ikea relanza sus cargadores inalámbricos de la mano del nuevo iPhone

El gigante sueco Ikea, una de las más extendidas compañías de mobiliario y accesorios para el hogar en todo el mundo, está relanzando al mercado sus productos con tecnología de carga inductiva Qi aprovechando la llegada del nuevo modelo de iPhone.

Los primeros productos de Ikea que utilizaban esta tecnología fueron introducidos al mercado en el año 2015, de la mano de la primera oleada de interés de parte de los consumidores, especialmente de smartphones. El estándar utilizado fue el Qi, el cual ya estaba comenzando a instalarse definitivamente como el más aceptado.

Sin embargo, la tecnología en sí misma no había penetrado lo suficientemente en el mercado ni, definitivamente, en el uso cotidiano de los consumidores. Estudios de la época mostraron que apenas un 16% de los usuarios de smartphones en China, Reino Unido y los Estados Unidos utilizaban diariamente el sistema de carga inalámbrica, un número aun demasiado bajo, sobre todo teniendo en cuenta que en otros mercados el número seguramente era mucho menor.

Este bajo interés en el sistema se sumó en su momento a la proliferación de diferentes estándares de carga inalámbrica. Aunque el sistema Qi ya estaba posicionado como el más utilizado entre las diferentes compañías, la falta de unificación hizo que los productos Ikea con sistema Qi no hayan podido penetrar en el mercado como estaba previsto.

Esto está cambiando con el lanzamiento de los nuevo iPhone, los cuales incluyen tecnología Qi como el estándar para la carga inductiva. Aprovechando este lanzamiento, Ikea comenzó a publicitar su línea de productos con tecnología Qi haciendo referencia a los productos Apple, incluso utilizando juegos de palabras basados en los clásicos eslóganes de la compañía de la manzana como el ya célebre “Think different”.

Aunque no exento de críticas y dudas por parte del mercado, este movimiento por parte de Ikea sin dudas muestra que la tecnología Qi ha llegado para quedarse.

Nuevo chip inalámbrico podría detectar abuso de sustancias

Investigadores de ingeniería de la Universidad de San Diego, California (Estados Unidos) están desarrollando un pequeño chip que se instala debajo de la piel y podría detectar niveles de alcohol en la sangre.

El dispositivo, -que aun está en etapa de prueba-, tiene apenas un milímetro cúbico de tamaño y se inyectaría justo debajo de la piel, rodeado del líquido intersticial, donde tendría un contacto directo con las sustancias que ingresan al organismo.

Monitoreo a largo plazo

El proyecto inicial está enfocado al tratamiento de adicciones. El sistema permitiría un mejor monitoreo de sustancias como el alcohol, los opiáceos, y otras similares. El primer prototipo fabricado está hecho para detectar específicamente el alcohol a través de una enzima que interactúa con esta sustancia en particular, generando una tercera sustancia que es detectada por un sistema electroquímico.

El objetivo es el control a largo plazo del abuso de sustancias en pacientes que se encuentren en recuperación y necesiten de un sistema efectivo, confiable, y lo menos invasivo posible. Al ser invisible al ojo, los investigadores creen que serviría también para que los pacientes puedan evitar el estigma asociado con muchos tratamientos por adicciones.

Carga inalámbrica

El chip es de muy baja potencia y puede ser alimentado de manera inalámbrica a través de un dispositivo externo, como por ejemplo un reloj de pulsera inteligente, el cual no solamente le proveería energía al chip, sino que también sería el encargado de leer las señales electroquímicas enviadas por éste, y funcionar como interfaz con el paciente o el médico.

El primer prototipo del chip consume solamente 970 nanowatts, de modo que no solamente no requiere un alto consumo por parte de la batería del dispositivo emisor, sino que de este modo también se asegura de no alterar el organismo del paciente por efecto del calor o de posibles sustancias químicas liberadas por una batería ubicada en pleno líquido intersticial.

La carga inalámbrica se instala en el mercado de los smartphones

Los teléfonos celulares con carga inalámbrica comienzan a ser cada vez más comunes en el mercado. El nuevo modelo de iPhone ya admite este tipo de recarga, pero comentaristas de todo el mundo no han dejado de notar que Apple, la compañía que hizo de la innovación permanente su imagen corporativa, llega tarde y por detrás de empresas asiáticas como Samsung y Huawei.

La tecnología que permite la carga inalámbrica de los teléfonos celulares fue introducida al mercado hace algunos años pero quedó levemente estancada, y ahora está volviendo con gran fuerza. En gran medida esto se debe a la creciente popularidad del sistema Qi, que está transformándose lentamente en el estándar para este tipo de tecnologías.

De hecho una de las desventajas de la carga inalámbrica de teléfonos celulares en sus primeras versiones era la falta de un estándar lo suficientemente extendido como para ser utilizado masivamente. De algún modo, la falta de una tecnología común impidió, al comienzo, que las claras ventajas de este tipo de recarga fueran apreciadas por el gran público.

La creciente adopción del estándar Qi está logrando que cada vez más modelos de smartphones ofrezcan la opción de carga inalámbrica. Algunos expertos afirman que, de hecho, en algún momento los consumidores exigirán que todos los modelos y versiones de smartphone incluyan esta tecnología.

En una retroalimentación típica del mercado tecnológico, la penetración del estándar Qi en el mercado de los teléfonos celulares está haciendo proliferar este estándar en el mundo de los cargadores, lo cual a su vez predispone a los usuarios a adoptar dispositivos que también la utilicen. Distintos tipos de cargadores Qi comienzan a disputarse el mercado y a ser adoptados por compañías de otros ámbitos.

El caso más emblemático en este sentido tal vez sea el de Ikea. El gigante sueco ya ha introducido una serie de muebles para el hogar que pueden cargar teléfonos y otros dispositivos con tecnología Qi.

Robots voladores con energía inalámbrica

A pesar de haber comenzado a investigarse hace casi dos siglos, la transmisión inalámbrica de energía ha dado verdaderos saltos exponenciales en los últimos años. Muchos de los usos de esta tecnología están siendo probados ahora mismo, y podrían revolucionar ciertas áreas de la tecnología en los próximos años.

Uno de esos usos es, por ejemplo, el de los aparatos voladores. Ya se está utilizando la tecnología de transmisión de electricidad por láser en la fabricación de diminutos robots voladores que pueden llegar a reemplazar a los drones para la realización de ciertas tareas.

El robot inalámbrico RoboFly

Un prototipo de estos pequeños robots, del tamaño de un pequeño insecto y extremadamente liviano, utiliza energía inalámbrica a través de un láser que convierte en energía con una célula fotovoltaica. Este robot diseñado por la Universidad de Washington, llamado RoboFly, convierte los siete voltios que recibe del láser a los 240 que necesita para despegar del suelo.

Por el momento, este dispositivo volador necesita que el láser esté perfectamente alineado para su funcionamiento, pero el equipo de investigadores ya está trabajando en la posibilidad de que el mismo sistema pueda funcionar recolectando energía de las señales de radio, lo cual le proporcionaría una autonomía realmente notable.

Otros usos

Aunque no parece haber avances en el uso de esta tecnología para dispositivos más grandes, -los cuales claramente necesitan mucha más energía para funcionar-, algunas investigaciones apuntan a las plataformas de carga. Pensadas específicamente para vehículos aéreos no tripulados, también conocidos como drones, estas plataformas podrían cargar las baterías de los dispositivos sin necesidad de conectarlos a una fuente tradicional, y de este modo aumentar su autonomía de vuelo.

Muchas universidades y compañías se encuentran investigando acerca de otros posibles abordajes. Sin lugar a duda, el ámbito de los dispositivos voladores es uno de los que más se beneficiaría por el uso de la energía inalámbrica.