Los comienzos de la energía inalámbrica

La historia de la investigación acerca de la posibilidad de transmitir energía eléctrica de modo inalámbrico comenzó ya en el siglo XIX, casi al mismo tiempo que los grandes descubrimientos sobre la electricidad y su uso.

El célebre físico francés André-Marie Ampère ya había descubierto, durante sus investigaciones, que las corrientes eléctricas producían un campo magnético, lo cual se siguió investigando durante las décadas siguientes y llevó al descubrimiento de lo que hoy conocemos como “electromagnetismo”. Muchos otros científicos observaron la existencia de transmisión eléctrica inalámbrica, entre ellos Michael Faraday y otros de su época.

Hacia finales del siglo XIX, varios físicos intentaron transmitir energía eléctrica, a la par de las investigaciones acerca de las ondas de radio. Algunos creyeron que existía una región de la atmósfera que podía utilizarse como conductor, pero esto finalmente fue falso.

Los experimentos de Tesla

Fue el célebre inventor Nikola Tesla quien se propuso más que ningún otro lograr la trasmisión inalámbrica de energía. Entre sus muchas áreas de investigación, Tesla dio gran importancia a este proyecto, ya que estaba seguro de que podría lograr un sistema global de transmisión y almacenamiento de energía eléctrica sin la necesidad de cables o conductores similares. Para ello utilizó la técnica del acoplamiento inductivo resonante y logró exitosamente demostrar la transmisión eléctrica sin cables.

Aunque estos descubrimientos fueron aceptados como válidos por la comunidad científica, debieron pasar décadas para encontrar un beneficio comercial en ellos, ya que éstos son la base para algunos de los sistemas actuales de energía inalámbrica de corta distancia.

Sin embargo, el proyecto más ambicioso de Tesla consistió en su sistema para la transmisión de energía utilizando las ondas terrestres. Incluso llegó a construir una gran torre transmisora en Colorado Springs, EE.UU., la cual aun hoy se mantiene en pie. Aunque esta teoría no tuvo éxito, sus ideas aun influencian a los científicos que investigan el tema hoy en día.